estudiantes

Estudiar en el extranjero ¿para qué?

Hay veces en que los estudiantes vemos nuestro paso por la vida universitaria en modo automático. Asistir a clases, cumplir con tareas, participar en algún equipo o grupo representativo, cumplir con prácticas, servicio social y trámites administrativos, para salir de la escuela y enfrentarnos al mundo laboral.

Pero muchas veces nos olvidamos de tomar la oportunidad de vivir nuevas experiencias, como estudiar un semestre o un año en el extranjero. Al hablar sobre esta modalidad de estudio, algunas personas lo descartan de inmediato en sus proyectos de vida, generalmente porque le temen al cambio, consideran que es muy difícil llevar a cabo este proceso y les parece poco necesario cuando el aprendizaje se puede obtener en cualquier escuela.

Pero estudiar en el extranjero no es cursar cualquier materia en otro lugar, es un gran reto que implica conocer la cultura de otro país a la par que aprendes de una manera distinta a la habitual en una escuela extranjera. El aprendizaje obtenido tras esta experiencia es aún mayor porque además de la carga académica, desarrollas habilidades personales como adaptarte a nuevos entornos, resolver problemas por ti mismo, usar el segundo o tercer idioma que estás aprendiendo en el país de su origen, conocer desde cero una nueva ciudad que pronto sentirás como un nuevo hogar, ser un extraño para después tener amigos de distintas partes del mundo que podrán compartirte costumbres y anécdotas sobre sus respectivos países. Además, cada salida será como una aventura porque estarás descubriendo un lugar nuevo cada día.

Estudiar en el extranjero marca una nueva etapa en tu vida, te hace reflexionar sobre ti mismo y te permite descubrir sitios increíbles, así como realizar actividades que jamás habrías pensado que podrías hacer antes. Esto te hará adquirir seguridad y cuando regreses a casa podrás seguir aplicando todo lo que lograste aprender.

Post a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.