Aprendiendo inglés en Toronto

Estudiantes en Toronto, Canadá

A veces dudamos de nuestra capacidad para hablar un idioma. Preferimos ir a las clases y responder a los maestros en español porque nos da pena que nos escuchen hablar en inglés con una mala pronunciación. O tal vez hablamos inglés solamente en la clase, porque no vaya a ser que algún amigo que ya sabe el idioma nos escuche haciendo el ridículo. 

Pero aprender un idioma involucra salir de nuestra zona de confort. Requiere que practiquemos un nuevo modo de expresar nuestras ideas y de entender nuestro entorno mediante el lenguaje. Aceptar este reto implica ser empáticos para poder comunicarnos con una cultura distinta a la nuestra, compartiendo elementos en común y aprendiendo de aquellos que nos parecen distintos. 

Tomar la iniciativa de aprender un idioma en el extranjero involucra profundizar en la relación que tiene un lenguaje con un estilo de vida. Es por ello que los estudiantes aprenden mejor el idioma dentro de su propio origen.

Tal es el caso de Cinthya, parte del equipo de Estudiantes Embajadores. Ella buscó reforzar el idioma inglés porque sentía que tenía varias áreas de oportunidad en cuanto a su nivel medio del idioma. Con el deseo de superarse, partió a estudiar inglés a Toronto durante dos meses.

Al principio se sentía muy nerviosa, era la primera vez que iba a viajar sola, temía al proceso de las aduanas de los aeropuertos y a las preguntas de los oficiales de migración. En realidad su paso por el aeropuerto fue más sencillo de lo que esperaba. Todo era cuestión de mostrar la papelería de la carta de aceptación de la escuela y el lugar de residencia. 

Como parte del programa, en el aeropuerto la recogió un chofer para llevarla a la casa de la familia con la cual se iba a hospedar. Cinthya conocía a su nueva familia por fotografías que habían intercambiado antes de empezar su viaje, ahora había llegado el momento de conocerse en persona.

Al llegar a la casa, finalmente conoció a Nancy y a Martin. Nancy era una mujer de 60 años y era asistente de una empresa muy importante en Canadá. Martin era un perrito maltés con un carácter muy fuerte y era la adoración de Nancy. 

Para encajar en la familia, Cinthya quería caerle bien a Martin, pero estaba algo preocupada de que no pudiera convivir con él, pues este era muy gruñón, se enojaba cuando alguien ocupaba su lugar en el sillón y ladraba a cualquier persona que no era de su agrado. Por fortuna, Martin se dejó querer por Cinthya y ella solía acariciarlo y jugar con él. 

La relación con Nancy era muy amena. Le daba consejos a Cinthya sobre varios ámbitos de la vida, como administrar los bienes para adquirir una propiedad en una buena colonia. 

El cuarto de Cinthya contaba con todas las facilidades posibles. Desde una chimenea hasta un diván para reposar, cuando prefería no estar acostada en su cama. Además, la casa quedaba a 5 minutos de la escuela, por lo cual podía caminar sin problemas a sus clases.

Después de tomar un examen de ubicación de inglés en su primer día de escuela, Cinthya se incorporó al programa de Business English. El curso le ayudó a mejorar su nivel en el idioma y a adquirir habilidades sobre el ámbito laboral; como la redacción de un currículum, la presentación en una entrevista, así como consejos para conseguir trabajo en Canadá y otros tips que pudo aplicar en su trabajo en Monterrey.

Estudia Inglés en Toronto con Estudiantes Embajadores

Además del estudio, en las tardes la escuela ofrecía actividades recreativas, en las cuales Cinthya pudo hacer nuevos amigos de diferentes países. Algunas de estas actividades fueron visitas al museo y festivales en la ciudad. Una de las actividades favoritas de Cinthya fue un Scavenger Hunt, el cual consistía en seguir pistas en ciertos puntos Toronto para resolver un misterio.

Actualmente, Cinthya sigue en contacto con Nancy y sigue la cuenta de Instagram de Martin. Para ella tomar un curso de inglés en Toronto fue una grata experiencia que la ayudó a crecer en varios aspectos de su vida y considera que la clave para adaptarse a un nuevo entorno es no tener miedo a practicar el idioma y tener disposición a aprender cosas nuevas.

Autor: Mirza Tello

Post a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.