Maneki-neko

Gotokuji: el templo japonés de los maneki-neko

Fotografía por Thomas Jhonson

Los maneki-neko son figuras de gatos icónicas dentro de la cultura japonesa, representan la abundancia y la buena suerte. Es común encontrarlos en restaurantes, negocios y hogares. Existen varias leyendas sobre el origen de su historia.

Una de ellas cuenta que en la época Edo en el siglo XVII, el templo de Gotokuji era hogar de un monje y su gatita, quienes compartían lo poco que tenían para sobrevivir. Un día una terrible tormenta azotaba los alrededores del templo, en los cuales se encontraba un cazador, quien era el señor feudal Ii Naokata. Este buscó refugio en un árbol del templo y en eso observó a una gata de color blanco, negro y marrón alzando hacia arriba y hacia abajo una de sus garras. Ante la señal de la gata, Naokata se acercó a la felina, después cayó un rayo sobre el árbol en el que estaba hacía unos momentos. Naokata se percató de que la gatita le había salvado la vida.

En señal de agradecimiento, el señor feudal le donó al monje tierras de cultivo y le otorgó apoyo monetario para sacar al templo de su desastre. Tras el gesto de Naokata y la hazaña de la gata, el templo empezó a gozar de riqueza y fortuna.

En memoria a la gata se creó la figura de maneki-neko, el cual es símbolo de prosperidad y buena fortuna. Actualmente, en el templo Gotokuji existen alrededor de 10,000 maneki-nekos y sus visitantes se sorprenden ante la inmensa cantidad de figuras que se encuentran en sus jardines, hasta en los sitios más recónditos del templo.  

Fuentes:

Japonismo

AJ+ en Español  

Post a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.